Comunidad indígena de Risaralda está confinada por temor a grupos ilegales

 


Cerca de 300 personas del resguardo Gito Dokabú en Pueblo Rico, aseguran sentir temor por presencia del ELN en sus territorios.

Según líderes del resguardo Gito Dokabu en el corregimiento de Santa Cecilia de Pueblo Rico, Risaralda, son 120 familias quienes se encuentran confinadas y cohibidas de realizar sus respectivas actividades laborales, inclusive, religiosas dada la supuesta presencia de grupos armados al margen de la ley; motivo por el cual denunciaron ante las autoridades las continuas violaciones a derechos humanos de los Pueblos Indígenas.

Ante estas denuncias el secretario de Gobierno de Risaralda, Israel Londoño, aseguró que actualmente se investigan estos hechos en trabajo articulado con la Defensoría del Pueblo. Igualmente, Londoño señaló que no se ha confirmado la identidad de estos presuntos grupos armados al margen de la ley.

 

"Inmediatamente se conoció la noticia, el Ejército hizo presencia en el sector al día siguiente para conocer qué era lo que había sucedido y encontró que algunos habitantes manifiestan que se sienten incomodos y con cierto nervosismo. De ahí que estemos trabajando en las investigaciones con la Defensoría del Pueblo, a través de una comisión que se encuentra en el terreno y de la cuál esperamos un informe para adelantar las respectivas medidas de seguridad" explicó Londoño. 

 

Sin embargo, la comunidad indígena Kuna Gito del resguardo Gito Dokabu aseguró que los responsables de estos hechos en su contra es el Ejército de Liberación Nacional. Igualmente dieron a conocer que son 325 personas quienes están atemorizadas en el corregimiento de Santa Cecilia en Pueblo Rico, Risaralda.

Cortesìa: Caracol Pereira

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Posts relacionados: No está disponible si la entrada carece de etiquetas

0 Comentarios