Procuraduría alerta al gobierno nacional sobre las precarias condiciones de la red hospitalaria del Choco para atender una posible emergencia por el coronavirus


Doctora ALICIA ARANGO OLMOS
Ministra del Interior
Bogotá D.C.

Respetada señora Ministra:

Como es de su conocimiento, el Chocó es uno de los Departamentos en los que se registran serias dificultades para enfrentar el Coronavirus o COVID-19, por la falta de infraestructura, recursos técnicos, financieros y humanos, además de la poca capacidad de clínicas y hospitales, que no cuentan con suficientes camas de cuidados intensivos, ni respiradores artificiales.

Como lo evidencian los informes del Ministerio de Salud y es de público conocimiento, el andén del pacífico es una de las regiones que exhibe los peores indicadores básicos en salud (mortalidad, morbilidad, socio-económicos, demográficos, de factores de riesgo, oferta de servicios y determinantes de salud), por lo cual el justificado clamor de la sociedad civil, constituye una alerta temprana de riesgos para la población ante la emergencia sanitaria que puede generar el COVID-19, en su fase más crítica.

Sólo se tienen en la red hospitalaria tres unidades de cuidados intensivos que brindan alrededor de 24 camas de UCI que pertenecen al sector privado. No se cuenta en esa región del país, con las mínimas condiciones que se requieren para atender una pandemia como la que estamos viviendo y pese a que el Gobierno ha girado los recursos del sistema general de participaciones y también de las regalías, estos, al parecer, no son suficientes.

En todo Chocó no existe un hospital de tercer nivel, para cerca de 516 mil habitantes. Sólo se cuenta con un hospital de segundo nivel, seis hospitales de primer nivel y seis clínicas particulares que ofrecen, tres unidades de cuidados intensivos con capacidad para 24 pacientes y que actualmente están ocupadas. En el resto de municipios (24), se cuenta con puestos de salud, que no poseen la mínima capacidad de atención frente a posibles casos.

Adicionalmente, diversas organizaciones de la sociedad civil de los departamentos que integran la región del pacifico han pedido a la Procuraduría General de la Nación intervenir ante las autoridades públicas del orden nacional y local para que, ante la inminencia de la circulación activa del virus COVID-19, se adopten las medidas contingentes y necesarias para fortalecer el débil sistema de salud, garantizando que las instituciones médicas detecten oportunamente y atienden los casos de la enfermedad, con el fin de mitigar sus efectos.

Formulo un prioritario llamado al Gobierno Nacional, para que disponga un programa especial de atención a una población que ha sido abandonada por años y que está amenazada no sólo por la pandemia, sino por la violencia y la conocida crisis humanitaria, que ha dejado a muchas familias desplazadas o en situación de confinamiento.

En el contexto de la pandemia declarada por la Organización Mundial de la Salud y en el marco de la declaración de emergencia económica, social y ambiental por parte del gobierno, formulo una alerta para que las autoridades nacionales y la sociedad en general, hagan énfasis en la situación en este departamento, para que se adelante la implementación inmediata de estrategias efectivas para la prevención, alistamiento y atención de posibles casos, en el marco de un Plan Especial de Contingencia COVID19, en el que se adopten algunas medidas de choque como son, entre otras :

1. Revisar y realizar los ajustes necesarios y apoyar la implementación del plan de acción departamental para la atención de la emergencia ocasionado por el Coronavirus o COVID-19 enmarcado dentro de los lineamientos nacionales, que permitan verificar el avance de los mismos, de conformidad a la ruta establecida por el gerente nacional del COVID-19.

2. Establecer hospitales de campaña en el departamento, para atender la contingencia que se pueda presentar en atención de mediana complejidad.

3. Dotar con nuevas camas de UCI con respiradores, el hospital departamental Nueva ESE San Francisco de Asis.

4. Dotar al personal médico del departamento, de los elementos de bioseguridad necesarios para la debida prestación del servicio médico.

5. Dotar a la red hospitalaria del departamento del Chocó, de los insumos suficientes para la toma de muestras, embalaje y medio de transporte de las mismas.

6. Promover y propiciar la solidaridad de personas, instituciones y empresas de la región y de otros lugares de Colombia y del mundo para los programas que en el marco de este plan se identifiquen.

7. Facilitar el acceso a alimentos para cumplir la cuarentena de un amplio sector de la población, dada la grave situación económica de la mayoría de los habitantes del departamento.

8. Financiar de manera permanente y oportuna la dotación para hospitales y centros de salud, elementos de bioseguridad, medios de transporte y combustible para trasladar víveres y medicamentos por vía aérea, terrestre, marítima y fluvial, tanto para el personal médico, como para pacientes.



La Procuraduría General de la Nación estará vigilante para acompañar este proceso en el departamento, con la seguridad de que las medidas que se adopten a tiempo, permitirán superar en forma adecuada esta inédita situación por la que atraviesa nuestro país, especialmente, en la zona pacífica que demanda toda la atención de las autoridades.
Atentamente,

FERNANDO CARRILLO FLÓREZ
Procurador General de la Nación

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios