Rector de la UTCH propone negociar con sindicato sin suspender las actividades académicas.





Hace más de dos semanas que se inició el semestre académico en la Universidad Tecnológica del Chocó «Diego Luis Córdoba» y el recibimiento a los estudiantes nuevos y antiguos fue el inicio de un nuevo cese de actividades ordenado por el Sindicato de Trabajadores y Docentes.
Los sindicalizados exigen a la administración el cumplimiento de las convenciones pactadas con la administración anterior y a la cual ellos aseguran tienen derecho.
Entre los beneficios que se reclaman están el derecho a un auxilio funerario, auxilio de transporte para un acompañante en caso de enfermedad de uno de sus miembros, matrícula de los hijos de los trabajadores de la Universidad entre otras prerrogativas aceptadas por el ex rector Eduardo García Vega en su administración.
Se pudo establecer que esta convención ya feneció y que por tal motivo la actual administración está analizando la conveniencia y la legalidad de algunos de los actos allí inmersos y que son bastantes onerosos para las arcas de la UTCH.
En un pliego de peticiones que fue presentado a la rectoría, los sindicalizados tratan de negociar estos beneficios pero en medio de la inactividad educativa, lo que ha conllevado a que muchos estudiantes entren en un periodo de vacaciones forzadas y sus padres en el desespero por cuanto no ven que sus hijos avancen en materia educativa y por el contrario esta situación les hace perder mucho tiempo que luego les va a costar al tratar de terminar de manera oportuna las modalidades que ellos están cursando.
La Propuesta de La Rectoría.
Se supo que el rector del alma mater en educación superior mantiene la postura de diálogo y negociación abierta y las mejores intenciones de solucionar esta crisis, pero ha solicitado a los representantes del sindicato que, se efectué en un acto de coherencia, en medio de las clases para no afectar más al estudiantado.
Esta propuesta sana y que busca evitar que el índice de deserción estudiantil aumente mucho más en la universidad está en manos de los líderes de la protesta, pero hasta el momento no recibe respuesta.
Este lunes inician las negociaciones entre las partes, pero con las aulas vacías mientras se logran los acuerdos, que según muchos podría tardarse un tiempo importante, tiempo que iría en contra del estudiantado que quiere estar dentro de las aulas.
El llamado que llega al entorno universitario desde la rectoría, padres de familia, estudiantes y la misma comunidad es que se negocie en medio de las clases normales, ya que existe ese ánimo de cordialidad y de querer dentro de lo legal poder solucionar las reclamaciones.
Una Imagen Por Recuperar.

Para nadie es un secreto que la imagen de la UTCH no es la mejor por diversas circunstancias entre ellas el tiempo que se pierde debido o gracias a las inactividades académicas, derivadas en unos casos de los reclamos de trabajadores y sindicalistas y en otros momentos por las justas de los estudiantes.
En medio de este panorama queda la imagen de una universidad que quiere levantar cabeza, con la aprobación de sus programas educativos y con la creación de otros entre ellos el de medicina que prácticamente es un hecho que de igual manera avanza el hospital universitario.
La llegada de estudiantes de otras regiones del país y la continuidad del programa de becas educativas que han servido a cientos de estudiantes y familias en la región.
Estas fortalezas no se pueden dejar perder y al contrario se deben fortalecer en beneficio de la misma universidad, el dialogo entre las partes y la propuesta de que el mismo se haga en una negociación tranquila despojada de intereses personales, se puede lograr, pero con los estudiantes en las aulas, que es donde tienen que estar.


Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios