Chocó le gana nuevo round a Antioquia por Belén de Bajirá


Un juez ordenó la entrega de toda la información catastral.
Los abogados del departamento de Chocó se acaban de anotar un nuevo round en la pelea por Belén de Bajirá.

La juez Luz Dary Ávila, en una sentencia, ordenó al gerente de Catastro Departamental de Antioquia que en término perentorio de 10 días a la notificación suministre al Instituto Geográfico Agustín Codazzi toda la información que exista sobre la base de los datos catastral de los municipios de Turbo y Mutatá, de los predios ubicados en los corregimientos de Belén de Bajirá, Nuevo Oriente, Blanquicet y Macondo que este requiera y sea necesaria, para el cambio de la inscripción de predios de los municipios de Turbo y Mutatá (Antioquia), al municipio de Riosucio (Chocó), tal como lo indicó el Instituto Geográfico Agustín Codazzi –IGAC- en su oficio del 5 de febrero de 2019.

Esta decisión ratifica que Belén de Bajirá es un corregimiento del Chocó y deja de pertenecer como tal a Antioquia y ponen fin a una pelea político-jurídica de unos cinco años y que tuvo como escenarios los pasillos del Congreso, los despachos de las cortes y hasta el palacio de Nariño.
El IGAC explicó en su momento que el problema limítrofe empezó hace más de 14 años por incomodidades en la región. Al tratar de solventar el lío y revisar lo que había dicho el Congreso, recopilaron la única ley que existe sobre estos parámetros: la 13 de 1947, y pidieron al Congreso que interviniera y aclarara la situación, pues sabían bien que era la única entidad con el mandato para hacerlo. 

A comienzos de 2017, el IGAC le entregó todos los archivos y la documentación para que los congresistas dieran la última palabra. Y la decisión fue: no hay problema en los límites, pues la ley del 47 es clara en delimitarlos.

En junio de este año la directora del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Evamaría Uribe Tobón, le pidió al gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, que en ocho días le diera traslado a esa entidad de la base de datos catastrales de predios de los municipios de Turbo y Mutatá.
La funcionaria insistió en que el mapa en el que incluye al corregimiento de Belén de Bajirá como territorio chocoano es válido, y que de no entregar tal información estaría generando dificultades para el departamento del Chocó en el cobro del impuesto predial, al cual tiene derecho.

Sin embargo, el mandatario de los antioqueños insistió en que aunque esos datos son públicos, estos pertenecen al departamento. Y que si el IGAC quería obtener esa información se debía valorar primero cuánto cuesta. Además, el gobernador calificó el nuevo mapa del instituto como “chimbo”.

“Esta información es propiedad del Departamento de Antioquia y hace parte del patrimonio público y no se puede entregar sin que medien acuerdos legales y equitativos”, dijo el gobernador Pérez, en ese momento y además aseguró en su comunicación contar con el respaldo del presidente Iván Duque y le solicitó a la directora del Igac comunicarse de forma directa con él.

"Si ellos quieren esa información deben hacer un convenio interadministrativo. Incluso debemos valorar eso cuánto cuesta porque esa información, a pesar de que es pública, es propiedad del Departamento", dijo el mandatario en ese momento, que ahora recibe un nuevo golpe legal en su intención por mantener autoridad administrativa en Belén de Bajirá.
Cortesía:
UNIDAD INVESTIGATIVA
U.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET
.
Escúchanos en vivo en www.platinostereo.com
Síguenos en Facebook: platino stereo 102.3 FM
En twitter: @platino_stereo
App: Platino Stereo  

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

0 Comentarios