Los condoteños decidieron enterrar al hospital local cuya estructura física está a punto de colapsar


Condoto es un pueblo minero por excelencia. Por eso en un pasado lo llamaron la capital del platino. Hoy en día uno de sus símbolos, el Hospital local está en un coma profundo, es por eso que algunos de sus habitantes decidieron darle cristiana sepultura en un acto realizado al frente de sus instalaciones.

El famoso Cacerolazo que no contó con una masiva presencia de los condoteños, sirvió para que algunos dejaran ver su inconformismo con lo que está pasando en el centro hospitalario.

Se escucharon todo tipo de denuncias sobre la estructura del hospital, la atención que dicen algunos que es precaria, mientras que otros hablaron de supuestos malos manejos con los dineros que ingresan.

No se puede llamar hospital, ni centro de salud. Las instalaciones están deterioradas. Con pacientes hospitalizados han tenido que matar serpientes y la atención a las personas es inhumana, señaló uno de los manifestantes.

“Cacerolazo que queremos que llegue a los oídos del presidente Iván Duque”,  y a las entidades que tengan que ver con la salud.

A la gerente y a la señora alcaldesa les quedo grande el tema de la salud en Condoto.

No se consiguen medicamentos para los enfermos, las camas están oxidadas, no hay agua potable, no le pagan a los empleados y para rematar los dineros que entren a la entidad se desaparecen como arte de magia, fue la conclusión de otra persona que alguna vez trabajo para la ese Hospital San José de Condoto.



Con todo lo que esta sucediendo  y que varios medios dieron a conocer a nivel nacional, se espera una intervención del gobierno o que se planteen soluciones de fondo para el decaído hospital San José de Condoto.

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

1 Comentario

  1. Ojala se encuentre una pronta solución,porque con la salud;no se puede jugar.Ademas es Derecho Fundamental.

    ResponderEliminar