Autoridades confirman que con palos y piedras se pelearon los indígenas cuyo saldo fue la muerte de cinco de ellos


Las autoridades de policía de Antioquia confirmaron la muerte violenta de cuatro miembros de la comunidad indígena perteneciente al resguardo Gitó Dokabú, los cuales fueron hallados en la ribera del río Atrato, jurisdicción del municipio de CarmendeAtrato en el Chocó.

Según se pudo establecer, todo se originó en el área urbana de Ciudad Bolívar, un pueblo del suroeste antioqueño que limita con el municipio risaraldense de Pueblo Rico, allí se celebraban las tradicionales fiestas del Arriero y en ellas disfrutaban los indígenas que hace varias semanas se habían desplazado a ese sector a trabajar en la cosecha cafetera.

De acuerdo con el subcomandante de la Policía Antioquia, Uriel Mauricio Mariño Barón, en medio de la celebración se presentó una riña entre jóvenes del pueblo Embera Katío de los resguardos de La Puria (Carmen de Atrato, Chocó), Alto Andágueda (Chocó) y Gitó Dokabú, en medio de la pelea con armas blancas, palos y piedra, murieron Jhon Jairo Bateza Lenis, de 18 años, de Risaralda al igual que los chocoanos Norberto Querogama Pepe, de 17 y Carlos Arce Borocuara, de 31 años; posteriormente guardias indígenas del resguardo La Piura y el 90 (Quibdó, Chocó) persiguieron y capturaron a Saúl Bateza Lenis, Marino Mejía Nétuita, Arturo Bateza Nequita y Óscar Bateza Lenis de Gitó Dokabú, cuyos cuerpos fueron hallados sin vida al día siguiente a orillas del río Atrato.

Los responsables
“La propia comunidad del resguardo a través de su gobernador emprendió las investigaciones del caso. Están identificados dos presuntos responsables y se adelantan conversaciones para la entrega y posterior judicialización”, dijo el coronel Mariño.

Aunque las investigaciones apenas inician, todo hace presumir que los hechos se enmarcan en un conflicto histórico del Pueblo Embera Katío derivado de la guerra por la explotación del oro en el Alto Andágueda desde la década de los 80, auspiciada por mineros externos al territorio y grupos armados que proveyeron de armas de fuego a las comunidades.  Por ello, dicen las autoridades es fundamental adelantar las pesquisas correspondientes y adoptar las medidas de prevención y fomentar los espacios de diálogo necesarios.

Acompañamiento
En la mañana de ayer se realizó una reunión en el corregimiento de Santa Cecilia  con las autoridades gubernamentales  y los organismos de seguridad con el fin de esclarecer los hechos ocurridos durante el fin de semana que aún son materia de investigación. Se llegaron a unos compromisos como el acompañamiento de las tropas del Batallón San Mateo en el territorio indígena ya que estos permitieron el ingreso a los resguardos y fortalecer los canales de comunicación entre la fuerza pública pues la comunicación por parte de ellos es poca dijo la funcionaria.
Además, otros funcionarios de distintas entidades del orden nacional se reúnen, con comunidades indígenas del Chocó, para resolver las peticiones relacionadas con atención humanitaria.

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+