Libis Arenas: "Me arrepiento de tanta rumba, de tomar trago; pero he cambiado y quiero jugar"


El arquero chocoano, de 31 años, se confesó en charla con GolCaracol.com y reconoció sus errores del pasado por indisciplina. Ahora, entrena por su cuenta en Cali a la espera de una nueva oportunidad.
Libis Arenas tiene 31 años. En su hoja de vida futbolística registra pasos por clubes de Italia, Uruguay, Paraguay y Ecuador. Jugó con las selecciones Colombia en categorías prejuvenil y juvenil. Y por lo menos, seis equipos de nuestro país le abrieron las puertas, pero él nunca se consolidó y después de haber jugado en Olmedo, de Ecuador, y de haber estado durante varios meses en Sport Loreto, donde no jugó, según él, por problemas de documentación; volvió al país en la búsqueda de una nueva opción en el balompié profesional.
Sin embargo, de Libis se conocieron muchas historias más allá de las canchas, debido a su gusto por los placeres mundanos y su indisciplina, que frenó la que hubiera podido ser una brillante carrera a nivel internacional y seguramente con altas posibilidades de haber escrito páginas importantes con el seleccionado colombiano de mayores.
"Uno como jugador y más que todo siendo joven, cuando se sale de la casa a temprana edad, el hecho de vivir solo y otros aspectos más, hacen que cometas actos de inmadurez. Yo cometí errores y lo reconozco, pero tengo la tranquilidad de que no he sido mala persona", arrancó Arenas este lunes, en charla sincera y abierta con GolCaracol.com.
Hoy, el chocoano se encuentra en la ciudad de Cali. Su día a día incluye trabajos de gimnasio, combinados con entrenamientos específicos de arquero con otros colegas, que también esperan por una oportunidad de jugar profesionalmente.
Libis Arenas niega estar mal económicamente. Solamente quiere hacer lo que sabe y darle un cierre digno a su carrera deportiva, porque aún se siente con cuerda para estar en los terrenos de juego. Además, intentó dar un testimonio de vida para las nuevas generaciones de futbolistas.
¿Era cierto que a usted le gustaba mucho la noche, la rumba y el trago?
"Tuve una vida un poco desordenada a nivel de la rumba, sin embargo creo que siempre se habló más de lo que era. Me gustaba mucho salir,  pero no como se especulaba. Tomaba trago, como muchos otros jugadores. Eso es normal. Pero hoy me arrepiento, porque lastimosamente por eso no estoy en la élite del fútbol, como debería estar".
¿Por qué nunca tomó correctivos para que esas circunstancias no afectaran su carrera?
"Pues nunca entendí que era una figura pública, fallé al no creer en que eso me iba a costar con el paso del tiempo, creí que siempre iba a ser Libis Arenas, perdí credibilidad y confianza y fue un error no haber cuidado mi imagen. Todos esos errores los he ido corrigiendo".
¿Y ahora sale de fiesta, consume licor?
"No, desde hace tiempo que no ando de joda. El licor hace parte de mi pasado, estoy más bien apegado al señor".
¿Siente que sus condiciones físicas y futbolísticas están intactas?
"Claro, yo me siento bastante bien y me encuentro trabajando fuertemente. Cuando estuve en Perú lo hice bastante bien, ellos estaban muy contentos conmigo, pero lastimosamente el tema de la documentación no alcanzó a llegar".
¿Qué piensa de cara al futuro?
"Pues lo que quiero es jugar, me encantaría volver a jugar en Colombia o en otro lado. Sé que ya Libis Arenas no tiene el nombre, ni la fama de antes; pero yo tengo condiciones y no me importa empezar de abajo. Importante ahora es mostrarme, el resto es figurar y tener un buen rendimiento".
¿Usted, como otros futbolistas, pasa en la actualidad en crisis económica?
"Gracias a Dios quedaron algunas cositas para sostenerme, mientras que aparece una opción de jugar".




Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+