Se robaron de la sección de urgencias de la Nueva ESE San Francisco de Asís de Quibdò, un desfibrilador o resucitador como le dicen comúnmente


El supuesto hurto ocurrió el pasado 8 de junio de la sala de crisis del hospital San Francisco de Asis donde al parecer Los ladrones ingresaron como pedro por su casa y nadie absolutamente nadie se enteró de lo sucedido.

Los vigilantes quienes revisan a todo el que llega al centro asistencial dicen no saber nada.

Manuel Ruiz, subdirector asistencia, dijo que el equipo robado es muy importante para los pacientes críticos que ingresan al Hospital.

Solamente hasta cuando hubo cambio de turno ese día a las 6:00 am, se dieron cuenta que no estaba el importante equipo.

El costo comercial es de aproximadamente $ 10 millones de pesos.

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+