Descartan que la mortandad de peces marinos en la zona sur costera del Choco haya sido por derrame de sustancias químicas.


El dictamen del Laboratorio de Aguas de Codechocó, obtenido luego de realizar las  tomas de muestras de agua, medición In-situ de parámetros físico químicos y analizar las muestras en el laboratorio, concluye que no se evidencia una alteración apreciable de las características fisicoquímicas del agua que puedan derivar en la muerte de las especies marinas de la zona, lo que descarta el derrame de alguna sustancia o precursor químico. Como no se observó alteración fisiológica evidente en los órganos de los peces y en la calidad del agua, se asume que la causa de la mortandad es una desoxigenación súbita del mar.

Se enviaron muestras al Laboratorio de Calidad de Agua Marina del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras – INVEMAR, en Santa Marta con el objeto de completar los estudios y determinar las causas de la desoxigenación; además de establecer la presencia de Algas y Carbono orgánico total.

Por otro lado, en la actualidad se está trabajando en cooperación con la Red de Monitoreo REDCAM (Red de Calidad de Agua Marina del INVEMAR) y el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico – IIAP, para realizar seguimiento continuo al estado del recurso marino del Departamento, con el propósito de agilizar la respuesta institucional ante eventos como el sucedido.

“Los análisis del laboratorio nos permitieron descartar que la muerte de los peces se haya producido por la acción de agentes químicos y se mantiene la hipótesis de que la emergencia ambiental se debió a una desoxigenación súbita del mar. Por lo tanto le recomendamos a los habitantes de la zona estar alertas a cualquier cambio de las condiciones del agua del mar; y dar reporte inmediato a la Alcaldía municipal o al Funcionario de la Corporación que se encuentra en la zona” indicó el Director General de Codechocó, Teofilo Cuesta Borja.
 
Las áreas afectadas correspondieron a la zona costera límite entre los municipios del Litoral del San Juan y Bajo Baudó, más precisamente en las comunidades de Pichimas y el Venado en el municipio del Litoral del San Juan y Orpua en el municipio del Bajo Baudó. La especie más afectada y la que aportó la mayor biomasa fue la Sardina (Cetengraulis mysticetus).
Finalmente, Codechocó como autoridad ambiental y en su compromiso de velar por el equilibrio ecológico de los ecosistemas de su jurisdicción, seguirá articulando acciones con las autoridades competentes a fin de mitigar los efectos negativos que puedan ocasionar este tipo de eventos naturales que ponen en riesgo no solo la disminución de las especies sino el bienestar de las comunidades que allí habitan.  

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+