El ministerio de ambiente y desarrollo ordena la suspensión toda clase de actividad minera en la cuenca del Rio Quito.



Debido a la problemática ambiental que se presenta en el río Quito y sus afluentes, generada por las explotaciones mineras y con el fin de reforzar acciones interinstitucionales para controlar los trabajos que se desarrollan con retroexcavadoras y dragas, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible decreta la medida preventiva de suspensión temporal de todas las actividades mineras que se desarrollan en la subcuenca del río y sus afluentes.
                                                                                                                                                                                        De acuerdo con el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, tras hacer un análisis en coordinación con las entidades del Sistema Nacional Ambiental en la zona, “hemos tomado una medida muy drástica de suspender totalmente las actividades de extracción de minerales en el río Quito, que es de gran preocupación no solamente para el Chocó sino para el país” y agregó que la medida aplica incluso para quienes tienen licencia o algún tipo de permiso, ya que se busca hacer una revisión para saber cuáles están realmente cumpliendo con la normativa ambiental.
                                                                                                                                                                 Asimismo, el Jefe de esta cartera manifestó que la medida preventiva establece unos lineamientos para que la Fuerza Pública y la Fiscalía realicen los operativos necesarios de manera que se pueda dar cumplimiento a esta orden, operaciones que ya se han iniciado de manera coordinada entre la Fiscalía, la Brigada 15 de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán en el Chocó y la Policía Nacional.
                                                                                                                                                                                                                                          La medida de suspensión deberá ser implementada por las Fuerzas Militares, a través de la coordinación del Ministerio de Defensa y será levantada una vez la Corporación Autónoma Regional del Chocó (Codechocó) adopte el Plan de Ordenamiento Ambiental de la subcuenca del Río Quito o cuando se hayan restaurado los cauces y las rondas de este afluente, previo informe técnico de Codechocó.
                                                                                                                      “Hasta que no estemos completamente seguros y corroboremos que estas actividades han sido suspendidas; que se haya hecho la revisión del caso y que las labores que vayan a continuar lo hagan en el marco de las autorizaciones y permisos, tanto mineros, como ambientales, se seguirá implementando la medida”, afirmó el Ministro.
                                                                                                                                                      Murillo Urrutia de igual forma explicó que la mayoría de las actividades mineras en el río Quito son de extracción ilícita, lo cual “ha generado preocupaciones porque existen indicios de que, detrás de esas actividades, pueden haber redes criminales. Por eso se suspende todo, vamos a revisar y a los que tengan sus permisos, los que estén jugando a la legalidad y que cumplan con la normativa ambiental, se les autorizará la continuación de sus actividades, pero una vez hagamos la evaluación y revisión”, reiteró.
                                                                                                                                                                                 La medida ordena la suspensión de las actividades en una extensión aproximada de 166.000 hectáreas, zona donde se vienen degradando las márgenes del río y sus afluentes, hasta tal punto que se ha cambiado su cauce, se han deforestado sus rondas y se han contaminado sus aguas.
                                                                                                                                                                               Asimismo, en el acto administrativo se le ordena a Codechocó realizar la apertura de los procesos administrativos sancionatorios de carácter ambiental y la imposición de las medidas compensatorias o de reparación de los daños ocasionados por las actividades mineras.

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+