Vargas Lleras logra un apoyo afro y se mete en el terreno de Petro


En medio del debate del Pacífico de esta semana en Buenaventura, el candidato Germán Vargas Lleras soltó un anuncio que pasó desapercibido: que el electo representante por la circunscripción afro, Jhon Arley Murillo (la mayor votación del país con 32 mil votos, especialmente en el Valle y Chocó, y primo del ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo), adhirió a su campaña.

“Cómo me complace ver aquí a Jhon Arley Murillo, quien salió con una altísima votación para representar a las comunidades afro y que satisfacción que esté acompañando mi candidatura”, anunció Vargas.
Lo hizo como una prueba de que él es “uno de los colombianos que más ha promovido la representación afro” (algo que como comprobamos en nuestro detector es una afirmación con salvedades).
Murillo le confirmó la noticia a La Silla Pacífico. A partir de la próxima semana le hará campaña activa y prometió además “hacerle control político de las promesas que hizo al Pacífico para que las cumpla”.
El nuevo congresista, avalado por el consejo comunitario ancestral Playa Renaciente, en Cali, fue director del Icbf del Valle desde el 2008 hasta 2016 y en el 2013 de la regional del Chocó, de donde es oriundo. Entró al sector público en 2004 cuando trabajó en la Contraloría del Valle y tiene una especialización en docencia de educación superior y otra en derecho administrativo.
La adhesión llama la atención porque, como contamos, organizaciones de base afro como el Proceso de Comunidades Negras (PCN), criticaron la candidatura y victoria de Murillo al considerar que no los representaba.
Además porque además, líderes afro como Francia Márquez (quien se quemó buscando la curul de la circunscripción) y consejos comunitarios del Pacífico estarían más inclinados a apoyar por Gustavo Petro.
Por eso, la adhesión ayuda a Vargas a mostrarse cercano a los afro, cuando muchas de sus comunidades se sienten cercanas al discurso de Petro sobre equidad social, medio ambiente, democratización de la tierra y productividad agraria y hay un fuerte debate interno entre esas comunidades en torno a la reglamentación de la consulta previa, que tanto Murillo como Vargas apoyan.
Las razones del apoyo
El electo congresista Murillo, nos dijo que escogió a Vargas porque el programa de Gobierno de éste es con el que tiene más coincidencias. Por ejemplo, la creación de un Ministerio de Familia, la cobertura de salud a nivel nacional para la primera infancia y la reglamentación la consulta previa, un punto que Murillo promovió en campaña.
Además de esas cercanías programáticas, también pesaron las políticas.
Según supo La Silla Pacífico, Murillo y Vargas se reunieron en Bogotá el lunes de la semana pasada. En esa reunión, según una alta fuente de La U (partido que adhirió a Vargas oficialmente el miércoles), habría mediado el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, quien el año pasado renunció a Cambio Radical cuando el vargasllerismo rompió con la coalición de Gobierno.
“Ellos (Vargas y el ministro Murillo) nunca se han alejado”, nos dijo esa fuente.
No pudimos confirmar esa intermediación con otras fuentes y Murillo nos negó que su familiar lo ayudara con el encuentro.
Nos dijo que buscó a Vargas a través de “unos amigos”, de quienes solo nos dio el nombre de Ángela Calderón, jefe de prensa de la campaña de Vargas y exjefe de comunicaciones del Icbf, instituto del que fue director regional en Valle y Chocó.
Además, nos dijo que “buscó consejo” con sus amigos políticos en el Valle, el senador Roosevelt Rodríguez (segunda votación de La U en el país y aliado de la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro) y el senador vargasllerista Juan Carlos Restrepo, quien tiene aliados en el Valle como el electo senador de Cambio, Carlos Abraham Jiménez.
Finalmente, cuenta que con la adhesión de La U se convenció y buscó al candidato por iniciativa propia.
Que lo haya hecho solo y no por intermedio de la gobernadora Toro, cuyo grupo fue el primero en saltar de La U al vargasllerismo, mostraría un distanciamiento con ella.
Según un vargasllerista que lo supo de primera mano, el electo representante afro se habría quejado de que la Gobernadora “lo dejó solo en la campaña a las legislativas”, aunque fue la primera votación afro.
Sea como sea, el martes antes del debate, Murillo asistió a la reunión que tuvo Vargas en el Club de Ejecutivos de Cali con los congresistas vallecaucanos que lo apoyan, que son de La U, de Cambio Radical y conservadores, para sellar su ingreso al vargasllerismo.
Al día siguiente, el candidato anunció ese apoyo en el debate.
Ahora, a seis semanas de las elecciones, el reto de la aterrizada de Murillo donde Vargas será ayudar a aceitar aún más la maquinaria del candidato en el Pacífico, donde ya tiene a las élites políticas y tratar de arañar algunas bases de los afro.
Cortesia de la Sillavacíapacifico.

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+