Con especies maderables se recuperan suelos degradados por la minería ilegal en Chocó


Especies como matarratón, Guamo, Abarco y Peine Mono comenzaron a sembrarse en áreas que fueron explotadas con minería mecanizada ilegal en cuatro consejos comunitarios del Departamento del Chocó: Villa Conto, San Isidro, Santo Domingo Boca de Tanando y Cocomopoca. 


 Adicionalmente, estos territorios se están blindando contra cualquier tipo de explotación con el objetivo de permitirle al ecosistema su regeneración natural y lograr mantener la biodiversidad en el bosque húmedo tropical.

 Estas estrategias de conservación se realizan a través de metodologías como la rehabilitación asistida y la rehabilitación pasiva con recursos de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del Programa Oro Legal, que ha establecido convenios con las autoridades étnicas. En lo que va del año se han sembrado, bajo modelos de rehabilitación, 1800 hectáreas de las 14.392 comprometidas para restaurar con los consejos comunitarios hasta el 2020.

 Como proyecto productivo complementario, las familias que trabajan en estas actividades reciben dos hectáreas de achiote (Bixa orellana), lo cual les permitirá diversificar los ingresos, y en el mediano plazo, dinamizar la economía de la región. 

 Rehabilitación asistida

 Esta actividad permite introducir especies maderables de alto valor comercial en suelos degradados por la minería mecanizada para conformar bancos de semilla que se diseminan para conservar la biodiversidad genética. El objetivo es ayudar al ecosistema a acelerar procesos de recuperación y superar las barreras que impiden su regeneración.

Rehabilitación pasiva

 Con esta se busca eliminar los factores tensionantes en un ecosistema degradado para que se regenere o restaure por sí mismo. Para el efecto, se cuenta con un grupo de brigadistas que se encargan de vigilar y blindar una amplia área previamente delimitada contra cualquier tipo de afectación, especialmente minera. Esta área recibe el nombre de Parcela Permanente de Monitoreo, en ella se realiza un inventario periódico de especies y a su vez, se inspecciona si existen áreas degradadas susceptibles de rehabilitarse de manera asistida.

 Oro Legal conformó cuatro brigadas, una para cada proyecto, y sus miembros fueron contratados directamente por los consejos comunitarios. Los brigadistas recorren un promedio de 48 kilómetros al mes, en jornadas de cuatro y seis horas. En estos recorridos han identificado especies como: Peine Mono (Apeiba aspera Aubl), Guamo (Inga heteróptera willd), Abarco (Cariniana pyriformis), Caimito (Chrysophyllum cainito), Cedro Macho (Carapa guianensis Aubl), Algarrobo (Ceratonia siliqua) y Nuánamo (virola SP), entre otras.

 Piloto de Rehabilitación

Oro Legal de USAID cuenta con un proyecto piloto de rehabilitación ubicado en el Consejo Comunitario Mayor de Villa Conto de 14,5 hectáreas degradadas por minería ilegal mecanizada. En la actualidad, mediante rehabilitación asistida, se encuentran en proceso de recuperación 6,6 hectáreas sembradas con matarratón. En los próximos días se inician nuevas siembras con especies de Guamo, Machete y Peine Mono.

Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+