Defensoría lanzó alerta temprana para la cuenca del río Atrato, especialmente en los municipios de Vigía del Fuerte y Bojayá

A chalupa y después de un recorrido de más de tres horas por las aguas del río Atrato, la misión humanitaria encabezada por el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, llegó este viernes al municipio de Bojayá, en el departamento de Chocó.
A su llegada, el Defensor Carlos Negret tuvo un encuentro con líderes y lideresas locales, quienes le manifestaron las necesidades más apremiantes y los temores de la comunidad, debido a la situación de seguridad que afronta la región. Posteriormente, se reunió con autoridades civiles y militares para evaluar mecanismos de prevención, protección y atención que permitan garantizarle a la comunidad sus derechos fundamentales.
Desde la Iglesia Casa de las Angustias —donde hace 16 años el país experimentó una de las peores masacres de su historia— el Defensor del Pueblo anunció la alerta temprana que generó la Defensoría a propósito del riesgo que representa para la población civil la presencia de grupos armados ilegales tanto en los municipios ubicados a orillas del río Atrato, como en Vigía del Fuerte, Bojayá y Medio Atrato. 
También solicitó protocolizar el plan integral de reparación colectiva para las víctimas de Bojayá, y expresó su preocupación por los incumplimientos en los compromisos adquiridos por el Estado. “Hago un llamado al Gobierno nacional porque constatamos que en Bojayá (Chocó) no hay servicios públicos desde hace un mes”, puntualizó.
Vigía del Fuerte, Antioquia 

Negret Mosquera también recibió quejas de los habitantes y autoridades de este municipio antioqueño en materia de seguridad ciudadana y atención a las víctimas.

La protección a los líderes, la prevención al consumo de drogas por parte de los jóvenes y la posibilidad de lograr la interconexión eléctrica fueron algunas de las necesidades planteadas por la comunidad.

También pidieron la intervención de la Defensoría para lograr procesos de reparación de las víctimas de manera efectiva, con facilidades como no tener que desplazarse hasta Quibdó o Medellín para poder acceder a beneficios.

Negret Mosquera aseguró que tiene “un compromiso personal con el andén pacífico. Por eso hemos activado las regionales de Tumaco y Buenaventura; y además, hago esta misión por el Atrato. Creo que es mejor ir a la zona y ver los problemas, que atenderlos desde Bogotá. Este es un trabajo entre todos para recuperar el río, porque el río es vida”. 


Compartir en facebook twitter Google tumblr pinterest

Entradas similares

Comentar con Google+