Solicitan protección para lideres comunitarios del Chocò

A un año de firmado el Acuerdo de Paz, distintas organizaciones internacionales han puesto sus ojos en Colombia con el objetivo de desplazar sus equipos de investigación a las zonas de conflicto que históricamente fueron ocupadas por exguerrilleros, como lo fue el caso del Chocó.

El secretario de Amnistía Internacional, Salil Shetty, aseguró que pese a que han disminuido el número de muertes desde la firma del acuerdo de paz, el conflicto armado sigue siendo en gran medida una realidad para millones de personas en todo el país.
Así mismo, señaló que este informe dirigido al gobierno del presidente Juan Manuel Santos, revela la falta de presencia estatal en zonas que fueron golpeadas por el conflicto. Por ello, ofreció tres recomendación: desmantelar a grupos paramilitares, cumplir con los acuerdos firmados y proteger individual y colectivamente a las víctimas.
En este sentido, el organismo internacional ofreció datos y cifras en lo relacionado al conflicto armado, el proceso de paz y su impacto en el departamento del Chocó.
Teniendo en cuenta que 53 años duró el conflicto armado en Colombia, la unidad para la atención y reparación integral de víctimas recordó que 7.265.072 personas sufrieron desplazamiento interno durante el conflicto. 36.278 secuestros se documentaron durante la guerra y 340.000 personas colombianas fueron reconocidas como refugiadas en todo el mundo.
En materia de proceso de paz, se dio a conocer que 26 son las zonas de desmovilización, 6.803 miembros de grupos guerrilleros participan actualmente en el proceso de desmovilización.
En el caso del Chocó, según datos de la defensora del pueblo, 594.962 personas reciben en el departamento. El 60% de sus habitantes sin víctimas documentadas del conflicto. Así lo informó el organismo internacional según datos de la unidad para la atención y reparación integral de víctimas. En este sentido, Amnistía internacional constató que 6 dirigentes comunitarios fueron asesinados en 2017.
Entre los panelistas asistentes como Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía internacional y Lino Membora, representante de la mesa de diálogo y concertación de los pueblos indígenas en el Chocó, informó que este informe en que que se revelan impresionantes cifras, hace un llamado a la presencia estatal, que cese la violencia sexual como también que termine la violencia que aún continúa en otras regiones del país como Cauca y Antioquia.
En lo relacionado con él Eln, la historiadora Gloria Luna, afirmó que es necesario que los diálogos con este grupo se hagan en territorio nacional.

Entradas similares

0 Comentarios

TRADUCTOR

VISITAS A LA PÁGINA

DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN MOVIL