Aumenta número de desplazados en el Alto Baudó

Persiste el temor en las comunidades indígenas que habitan en la cuenca del río Baudó, departamento del Chocó, región donde fueron asesinados los dos gobernadores indígenas Aulio Isaramá y Ezquivel Manyoma. Por miedo a las supuestas retaliaciones del ELN tras el rechazo que despertaron los homicidios, el desplazamiento de los nativos de la zona continúa aumentando con el paso de las horas.
Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Organización Indígena de Colombia, denunció que este desplazamiento se da en simultáneo con las protestas de la Minga Nacional, que en el caso de Chocó tiene más de 30 mil participantes. El líder hizo un llamado para que evite una tragedia humanitaria en la región, pues son evidentes las amenazas del grupo armado.
El consejero de la ONIC manifestó que “después de que el ELN reconoció el asesinato del gobernador indígena en Alto Baudó, las comunidades indígenas denunciaron a la comunidad internacional el desplazamiento masivo en esa región del país, allá tenemos una situación humanitaria muy grave. Por eso, el primer punto de la Minga tiene que ver con las garantías de seguridad, este año nos han asesinado a 40 líderes indígenas, van 10 en el último mes“.
Los casi 600 indígenas que se han desplazado hasta el momento pertenecen al resguardo Catrú, Dubaza y Ancosó, de las Comunidades Docasina, Playa Grande y la Loma, quienes en este momento se encuentran en la Comunidad de Catrú. Se trata de la misma comunidad que lideraba el gobernador Aulio Isaramá, asesinado por el Frente de Guerra Occidental del ELN.
Por esos hechos, los indígenas de Chocó participan de forma masiva en la Minga Nacional, bloqueando con cerca de 20 mil personas la vía Quibdó-Pereira y con otras 10 la vía Quibdó-Medellín, por lo que el departamento permanece incomunicado por vía terrestre.

Entradas similares

0 Comentarios

TRADUCTOR

VISITAS A LA PÁGINA

DESCARGA NUESTRA APLICACIÓN MOVIL